Cruz Roja Uruguaya

Lunes, 19 de Noviembre de 2018

Cruz Roja Uruguaya

Inicio Filiales Estratégicos 2020 Contáctenos  


¿Por qué ser voluntario/a de la Cruz Roja Uruguaya?

- Porque es una organización con más de 100 años trabajando en el país.

- Porque también serás parte de la organización con más de 100 milllones de voluntarios/as distribuídos en 191 naciones.

- Porque mientras realizas tu servicio voluntario también te formas como persona y ayudas a cambiar mentalidades y salvar vidas.


Cruz Roja Sede Central de Cruz Roja Uruguaya - Montevideo

Directión: Avda. 8 de Octubre 2990
Teléfono: (598) 2480 2112 - 2480 0714



Intervención de CRU en apoyo a los daminificados por las inundaciones

Aérea de Paysandú

Vista aérea de Paysandú, inundada por el agua. A los efectos de ilustrar a la población sobre la catástrofe que sufre gran parte del territorio nacional se presentan las siguientes fotografías: Ver más fotografías

La Cruz Roja cumple años con más voluntarios que recursos

El 5 de marzo de 2017, la Cruz Roja Uruguaya cumple 120 años. Fue fundada en 1897, durante la revolución nacionalista de Aparicio Saravia, para atender a los heridos de guerra. Pronto instaló el primer Hospital de Sangre, con capacidad para cincuenta personas, en la calle Cerrito 147. A dos meses y medio de su fundación, disponía de cincuenta hospitales en todo el país, que se mantenían con recursos locales y ayuda del Comité Central.


La presidenta de la Cruz Roja, la doctora Nivea García de Meerhoff, dijo a El País que hace 28 años está brindando servicios desde una institución que, si bien es la que tiene menos funcionarios de todo el continente americano, redobla esfuerzos para enfrentar sus servicios de ayuda humanitaria a nivel de salud y bienestar social, siendo en esto asistente de los poderes públicos, como ser del Mides o los Comités de Emergencias departamentales y el nacional.


Para las tareas administrativas se dispone en Montevideo de cuatro personas, y hay un chofer. En la Escuela de Enfermería existen tres turnos cubiertos por ocho docentes. Nivea García contó a El País que a eso se debe agregar el área de policlínicas y una nueva de drogadicción.